Prensa

¿En qué consiste el coronavirus que se propaga por Asia?: existen más de 200 contagios

Gabriela Maciel
Fotografía: CNN En Español
Comparte

Estas últimas semanas, un coronavirus que ha afectado a la población de la ciudad de Wuhan en China ha alertado a las autoridades sanitarias a nivel mundial. El misterioso virus es similar al SARS, que infectó a más de 8.000 personas y mató a 774, cuando se esparció por Asia entre el 2002 y el 2003.

La actual enfermedad no es tan agresiva, sin embargo la comunidad científica la continúa monitoreando, debido a que este virus -denominado 2019-nCoV– se transmite de persona a personas, y se han detectado casos en Tailandia, Corea del Sur y Japón.

Asimismo, las autoridades se encuentran en estado de alerta por la posible propagación de la enfermedad durante las vacaciones de Año Nuevo Lunar que tendrá lugar este fin de semana. Durante esta festividad millones de chinos viajan, tanto en el interior del país como hacia el extranjero.

Los Coronavirus son catalogados como comunes en el mundo por el Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC): “Los coronavirus humanos comúnmente causan enfermedades leves a moderadas en personas de todo el mundo. Se sabe que dos nuevos coronavirus humanos, MERS-CoV y SARS-CoV, causan enfermedades graves con frecuencia”.

Hasta ahora, van más de 200 personas diagnosticadas con el 2019-nCoV,  y fue identificado el 9 de enero de 2020 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como consignó CNN En Español.

En tanto, sobre su origen, las autoridades chinas lo han relacionado con un mercado de mariscos y vida silvestre en la ciudad de Wuhan (una de las más grandes de este país). El recinto fue cerrado para evitar mayores contagios, esto el 1 de enero.

Posteriormente, el 8 de enero científicos chinos identificaron el patógeno como una nueva cepa de coronavirus de la misma familia que el antes mencionada SARS. Sin embargo, la fuente del virus no se encuentra determinada, pero se estima que podría venir desde animales salvajes que eran comercializados en el mercado, o de ratas y tejones de bambú.

Gravedad, contagio y tratamiento

Entre los síntomas de este virus se encuentran: fiebre, tos, dificultad para respirar, neumonía y dolor en los músculos.

Los investigadores señalan que este tipo de enfermedad puede mutar, fortalecerse y transmitirse entre humanos.

Sobre la mortalidad de este virus, un estudio del Imperial College London señala que se ha subestimado el impacto de este, ya que han muerto tres personas.

Algunas de las medidas que se pueden tomar para prevenir su contagio son: lavarse bien y frecuentemente las manos por la menos 20 segundos, evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca sin haberse lavado las manos, evitar el contacto cercano con personas que puedan estar infectadas.

Actualmente, no existe una medicina especifica, pero se recomienda: tomar medicina para la tos, el dolor y la fiebre, tomar duchas calientes para ayudar con la tos y el dolor de garganta, tomar mucho líquido, descansar en casa, consultar al médico si los síntomas aumentan.

No se deben tomar antibióticos debido a que estos afectan a las bacterias, no a los virus como en este caso.

 

Etiquetas
Comentarios