Ciencia

UdeC implementará el primer Laboratorio de Detección de Toxinas Marinas del Biobío

do

Por: Natalia Matus | 30 de Enero 2018
Fotografía: UdeC

Esta semana Fernando Mejías tocó tres interesantes temas relacionados con la ciencia y la tecnología, entre ellas el anuncio de científicos chinos respecto a que es posible la  clonación de monos con la misma técnica de la oveja Dolly, lo cual ha ocasionado diversas reacciones en el mundo científico.

Según Mu-Ming Poo, autor de la investigación, en ningún caso están planeando hacerlo, porque “la sociedad no lo aceptaría”, sin embargo es un gran avance para la ciencia, ya que hasta ahora había sido imposible clonar primates con la técnica de transferencia nuclear, método queen 1996 permitió crear a la oveja Dolly. 

El microcomunitario además conversó sobre  “Reloj del Sicalipsis, el cual se encontraría medio minuto hacia la media noche, lo que indicaría que la posibilidad de la aniquilación de la humanidad es tan cierta ahora como lo fue a mediados de la década de los cincuenta, cuando las superpotencias Estados Unidos y URSS pusieron sobre la mesa su armamento termonuclear e plena guerra fría.

Desde 1947 un destacado panel de científicos, compuesto por prestigiosos especialistas entre los que se encuentran 15 premios Nobel, mueve las manecillas de este reloj simbólico para advertir a la humanidad de los peligros que acechan a su propia existencia

Finalmente, Mejías contó una importante noticia para la región del Biobío, puesto que la Universidad de Concepción implementará el primer Laboratorio de Detección de Toxinas Marinas del Biobío. 

Esto ya que desde hace algunos años se ha registrado un alarmante aumento de toxinas de marea roja en la zona sur-austral del país, detectándose mariscos contaminados como choritos y almejas en las regiones de Los Lagos, de Aysén y de Magallanes.

Si bien, este fenómeno aún no ha afectado a las costas del Biobío, la presencia en bajas concentraciones de las microalgas que lo generan ha causado preocupación en la comunidad y autoridades de la región.

El proyecto que estará disponible dentro de los próximos meses permitirá certificar que los productos locales no contengan toxinas, beneficiando a las pequeñas y medianas empresas productoras, buzos, pescadores, procesadores de moluscos de la región del Biobío y empresas del rubro gastronómico que necesiten verificar que sus productos se encuentran libres de toxinas.

Para mayor información del proyecto puedes revisar el sitio web de la Facultad de  Ciencias Naturales y Oceonagráficas UdeC.

 

Etiquetas

Publicidad | Ir al sitio