Modas

Seis puntos del manifiesto Anti-Fashion de Lidj Edelkoort

Por: Natalia Matus | 15 de Noviembre 2017
Fotografía: LCC en Movimiento

Las diseñadoras  de vestuario Alessandra Dasso y Roxana Carrasco conversaron sobre el manifiesto Anti-Fashion, escrito en 2015 por Lidj Edelkoort, una de las pronosticadoras de tendencias más respetadas a nivel mundial. Este manifiesto cuestiona fuertemente el funcionamiento de la industria de la moda a través de seis interesantes puntos.

Punto uno

La moda está pasada de moda

La experta cuestiona el hecho de  que constantemente se estén reciclando modas pasadas, apuntando que estos cambios sin sentido se realizan para seguir al modelo económico. Para Lidj la falta de propuestas innovadoras y conceptuales es un indicador de que el mundo está perdiendo la idea de lo que es moda.


Punto dos 

El individualismo está pasado de moda

En la industria de la moda aún se engrandece a los diseñadores individuales como directores creativos. Sin embargo en la actualidad prima la colaboración y el intercambio de ideas para generar propuestas realmente innovadoras.


Punto tres

El marketing se ha apoderado de la moda y su publicidad está obsoleta

Según el manifiesto, los  ejecutivos de las grandes marcas y el marketing han “asesinado” a la moda. Puesto que el interés comercial prima sobre la creatividad.


Punto cuatro

Los precios bajos esclavizan a los trabajadores y destruyen valor cultural

En este punto la autora afirma que  estructura permite que Occidente explote a países con economías precarias.  Esto se debe a que las tiendas trabajan por volumen a costa de trabajadores muy mal pagados y que laburan bajo condiciones precarias.


Punto cinco

El modelo de retail necesita de reinvención

Lidj Edelkoort opina que todo lo que se hace hoy en día corresponde a el siglo pasado. Las grandes tiendas no producen prendas que llamen realmente la atención de los consumidores.


Punto seis

Para el consumidor de hoy, la moda es secundaria

El último punto se refiere a que las personas se expresan de formas no consideradas tradicionalmente como moda, ya sea utilizando piercings, distintos colores de pelo, tatuajes y joyería. Además existe una contracultura creciente de personas a las que la moda no les importa .

Etiquetas

Publicidad | Ir al sitio