Prensa

Cómo preparar nuestro bolsillo para marzo

Por: Tomás Cid - Diario Concepción | 12 de Febrero 2018
Fotografía: Agencia UNO

El mes de marzo representa un incremento en los gastos para gran parte de las familias chilenas. El fin de las vacaciones y el inicio del año escolar y, para muchos, laboral, son dos de los factores que suelen afectar el bolsillo en esta época del año.

Denis Muñoz, Académico y experto en Economía Doméstica de la Universidad Andrés Bello, asegura que esto se debe a la falta de planificación de los gastos. El especialista afirma que la planificación es vital y que una de las claves es entender que el consumo no es una opción en nuestra sociedad, sino que una necesidad a la que cada persona responde de acuerdo a sus capacidades.

También agrega que es conveniente tomar en cuenta la existencia de deudas previas, las cuales debiesen disminuir el consumo actual y futuro. De acuerdo a Muñoz, éste punto es olvidado muchas veces y pensamos que tenemos más dinero para gastar del que realmente disponemos.

Otras medidas, tales como destinar parte del dinero a un fondo de ahorros, establecer una lista de prioridades de gastos y cotizar la diferencia de precios del mismo producto en diferentes lugares, también son recomendables.

El experto también sugiere que es un buen momento para tomar un crédito si se necesita dinero extra. No obstante, es clave planificar las cuotas a pagar posteriormente, para que no se salga de control. “El valor de la cuota debe considerar los múltiples gastos que tienes que enfrentar en el futuro y entender que es muy poco probable que tu salario aumente en un horizonte de un año. Esto, para que no tengas que recurrir a otro crédito en el futuro, por tu mala planificación de cuotas en el pasado”, agrega.

El Sernac ha detectado diferencias de hasta un 70% en el costo total de un crédito en compras en tres o seis cuotas en el retail. Por ejemplo, un consumidor que adquiera un producto de $30 mil pesos relacionado con vestuario o calzado, puede pagar desde los $30.059 hasta los $53.758, es decir, las diferencias pueden alcanzar hasta los $23.699 o un 78,84% en 6 cuotas.

Una recomendación más extrema es solicitar un avance en efectivo, para lo cual es necesario comprobar si su tarjeta de crédito tiene un número de cuotas sin interés, o con un interés bajo, ya que las alzas de las cuotas de los avances en efectivo suelen ser altas.

Etiquetas

Publicidad | Ir al sitio