Prensa

Bio Recicla busca instalar la primera planta de Biodiesel en Concepción

Diario Concepción
Fotografía: Carolina Echagüe | Diario Concepción
Comparte

Protocolos especializados, puntos limpios con atención y huella de carbono personalizada donde se registra, regula y controla tanto a la persona como el residuo que llevó, son parte de las innovaciones de Bio Recicla en Bío Bío.

La primera planta de Biodiesel de Concepción podría llegar de la mano del trabajo que desarrolla y busca implementar Mauricio Jara, CEO y gerente de Bio Recicla SPA en la zona.

Con más de un año en operaciones y con la experiencia que le dio haber trabajado por más de 18 años en Traperos de Emaus Jara y su emprendimiento ya cuentan con una planta de tratamiento de residuos en Talcahuano donde se separa y se da destino a los residuos.

“Estamos apostando a generar esta masa crítica y a crear una planta de Biodiesel nuestra acá en Concepción para lo cual estamos esperando que se aliste el nuevo equipo Corfo para presentar el proyecto” adelanta el CEO de Bio Recicla.

El ejecutivo detalla además que “hemos estado desarrollando nuevas iniciativas respecto a la gestión de aceite vegetal usado, para lo cual creamos un protocolo que se llama Plavu, Protocolo para la Gestión Limpia del Aceite Vegetal Usado que tiene una bajada hacia las empresas que producen mucho aceite y otra hacia las personas donde una de las empresas que nos ha recibido muy bien es Essbio”.

Respecto a otras líneas de innovación de su propuesta, el emprendedor explica que “están los puntos limpios a los que aspiramos y estamos implementando que tienen que ver primero con la segregación inicial, en el origen de los residuos, pero donde sea más personalizada. Lo que proponemos son puntos limpios con alguien que atienda, recepcione y personalice con el fin de controlar, regular y registrar tanto el residuo como la persona que lo llevó, permitiendo un mayor control además de permitir al usuario llevar un registro de su huella personal de carbono”.

El desarrollo se basa en una lógica de poder abordar la mayor cantidad de temas ambientales “a través de tres áreas: educación ambiental con talleres en colegios y empresas; la implementación de la Ley REP que obliga a los productores a gestionar sus residuos de acuerdo a ciertas directrices vinculadas al cuidado del medio ambiente donde somos gestores autorizados de residuos frente al Ministerio de Medioambiente” destaca el gerente de la empresa.

Respecto a cómo nació la idea, Jara responde que “mi experiencia en el tema del reciclaje adquirida en más de 18 años de trabajo en Traperos de Emaus desde procesos básicos hasta lo que es la  dirección regional y también representaciones internacionales, me permitió conocer realidades internacionales  como las de Perú, Bolivia, Francia y España respecto de las cuales pude contrastar la realidad chilena y regional sobre gestión de residuos y reciclaje. Así me di cuenta que en relación a las experiencias de latitudes europeas aún estamos a años luz de una adecuada gestión de los residuos y nuestro aporte iba en ese sentido, para mejorar la gestión de residuos con eficiencia”.

Inversión inicial

En cuanto a la inversión inicial, el gerente de Bio Recicla revela que a la fecha asciende a cerca de $ 15 millones “donde los esfuerzos han sido muchos tanto en capital humano como financiero y las barreras y trabas para este tipo de desarrollos son muy grandes porque primero, es nuevo, la cobertura que se requiere es mucha y las leyes están recién partiendo” enfatiza.

Actualmente trabajan en la empresa 8 personas, lo que según el gerente, “aumentará exponencialmente en la medida que los flujos comiencen a crecer, nosotros tenemos una planta de procesamiento en Talcahuano con dos operarios que trabajan todo el día en la preparación para el reciclaje que consiste en la separación de los distintos residuos que llegan a la planta y posterior enrutamiento a plantas de reciclaje por tipo de residuos. Además, estamos ad portas de instalar otra planta para electricidad y electrónica que tiene que ver con la reutilización”.

La empresa cuenta a la fecha con  25 clientes de distintos tamaños como Essbio, Aiep, Svti, Municipalidad de Concepción, Curanilahue  y San Pedro de la Paz y la Vega Monumental.

Etiquetas de esta nota:
Comentarios