Prensa

Descartan que se produzca nueva crisis económica tras explosión en Clínica Sanatorio Alemán

Daniela Bravo - Diario Concepción
Fotografía: Cristian Correa | Agencia UNO
Comparte

A más de dos semanas de la violenta explosión en el Sanatorio Alemán de Concepción, desde la aseguradora HDI indicaron que las pérdidas alcanzan los US$ 25 millones, lo que en moneda nacional serían $15.000 millones.

El gerente general, Jorge Plaza de los Reyes, llegó durante 2014 con un equipo de personas para sacarla de las cifras negativas. Y justo cuando el ejecutivo había renunciado, se produjo la tragedia que enlutó a toda la ciudad, por lo que optó por quedarse. Plaza de los Reyes aseguró que todo volverá a su lugar, descartando que vayan a enfrentar una nueva crisis económica, reiterando que sus trabajadores están seguros y que los usuarios volverán a contar con el 100% del servicio que tiene 120 años de historia.

Sobre la cifra entregada por la aseguradora, el ejecutivo señaló que esa información no nace de la clínica y que es complejo tener un número o una cuantificación. “Todavía no hemos podido realizar la evaluación de algunos de los edificios que tuvieron daño, por ejemplo, el centro oncológico. Nosotros estamos esperando la autorización de parte de la Seremi de Salud, para evaluar, hacer un trabajo de limpieza y, obviamente, después una reconstrucción”, indicó Jorge Plaza de los Reyes.

Asimismo, se refirió a los plazos para volver a operar indicado que ya funciona todo lo que está ubicado por Pedro de Valdivia, donde está la UCI adulto, pabellones, gastroenterología, a parte de las habitaciones de la Torre, la UTM, entre otros. “Si Dios quiere, en 60 días más podríamos estar operativos“, señaló.

Uno de los temas que preocupa es la estabilidad laboral del persona. Frente a esto, el gerente general indicó que “Nos reunimos con cuatro directivas sindicales la semana pasada y le transmitimos que las fuentes de empleo se iban a conservar. A la Dirección del Trabajo informamos lo mismo”.

Consultado sobre la economía del Sanatorio tras su proceso de quiebra y luego la mejora bajo su mando, el ejecutivo aseguró que “El 2014, efectivamente, cuando llegamos un equipo de personas, había una crisis financiera y afortunadamente eso se revirtió de apoco andar. Nuestra clínica comenzó a andar bien, estábamos creciendo con nuevos servicios. Esto generó un impacto, pero afortunadamente la situación nos permite levantarnos rápidamente. Si no, no habríamos contratado dos constructoras para poder iniciar operaciones de aseo y reconstrucción”, dijo.

Finalmente y ante la pregunta de si sigue al mando de la gerencia, el ejecutivo afirmó que continuará en el cargo. “Esta oficializado”, finalizó.

 

 

 

Etiquetas de esta nota:
Comentarios