Prensa

Reforma Laboral: estiman que chilenos no usarían "día libre" y tendrían jornadas extras

Diario Concepción
Fotografía: Isidoro Valenzuela M. | Diario Concepción
Comparte

La Reforma o Modernización Laboral, que por estos días el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, defiende ante la opinión pública, tiene varios alcances. Uno de ellos es la flexibilidad de las jornadas.

El hecho de que se llegue a un acuerdo con el empleador para no trabajar un viernes, es recibido con expectativas y suspicacias a la vez.

La idea detrás es que los trabajadores penquistas descansen y le dediquen más espacio a la familia o al ocio para desarrollarse en áreas de interés, algo que el director del Cerr Bío Bío, Renato Segura, ve distante, ya que muchos la usarán para laborar y así tener más ingresos.

“Las personas no saben hoy día disfrutar de sus horas libres. Tiene que ver con la cultura de hoy día, que asocia a un buen desempeño a estar más momentos en el trabajo. En otros países más desarrollados no es así. Acá nos conllevará a llenarnos de actividades”, proyectó Segura.

Añadió que para aumentar los salarios existen las siguientes fórmulas: “Te cambias a uno mejor remunerado. Si no, eventualmente alargas la jornada trabajando más horas. O en el tiempo libre te dedicas a otra cosa extra”.

El economista de Corbiobío y académico de la UBB, Ariel Yévenes, estimó el mismo escenario.

“Las personas buscan trabajar horas extras para incrementar el sueldo y toman trabajos alternativos”, subrayó.

“Cuando tomas Uber te das cuenta del fenómeno. Te dicen que están saliendo de la pega y que trasladarán gente de un lado a otro hasta las 12 de la noche”, ejemplificó Yévenes.

Respecto a la flexibilidad laboral, opinó que hay dos relatos. “Uno bueno, que habría tiempo para disfrutar. Y otro malo, es que frente a rentas tan ajustadas, lo más probable que hayan muchas personas que el día extra lo usen para otra función”.

Bajos sueldos y deudas

Cabe recordar que los pagos de fin de mes no han crecido lo suficiente para alcanzar el costo de vida.

El Índice de Real de Remuneración ha sido de “2,3% en doce meses, acumulando una variación de 1,3% al tercer mes del año”, ha dicho el INE.

Los analistas de Fundación Sol, Gonzalo Durán y Marco Kremerman, elaboraron un informe contundente. “Seis de cada diez personas que tienen jornada completa en Chile, no podrían sacar a una familia promedio de la pobreza”, aseguran.

Además, el nivel de endeudamiento que tiene la sociedad penquista, en general, es altísimo.

De acuerdo al informe de morosidad de la Universidad San Sebastián y Equifax, el promedio en la Región del Bío Bío y Ñuble es de $1.453.149.

Todo lo anterior refuerza los análisis de los expertos.

Etiquetas de esta nota:
Comentarios