Prensa

Piñera lanza dura crítica a Evo Morales y condiciona diálogo tras fallo de La Haya

TVU
Fotografía: Presidencia
Comparte

Tras el contundente fracaso de la demanda boliviana contra Chile en la Corte Internacional de Justicia, el presidente Sebastián Piñera celebró que el tribunal haya puesto “las cosas en su lugar”, asegurando que la demanda “nunca tuvo ningún fundamento”.

En su discurso en La Moneda, el mandatario dijo que el presidente Evo Morales “ha creado falsas expectativas a su propio pueblo y también ha creado grandes frustraciones a su propio pueblo. Además, nos ha hecho perder cinco valiosos años en las sanas y necesarias relaciones”.

En ese sentido, Piñera puso condiciones para una eventual reanudación del diálogo con el gobierno altiplánico:

“Si Bolivia insiste en ese camino de pretender, por otras vías, acceder a territorio, mar o soberanía chilena, no hay nada que conversar con Bolivia. Sin embargo, si Bolivia comprende que los tratados se firman para cumplirlos, y que los países honorables cumplen los tratados que firman, y busca un mejor entendimiento con nuestro país, va a tener siempre las puertas abiertas”, dijo el mandatario.

Por su parte, el canciller Roberto Ampuero hizo un llamado al gobierno de Bolivia a confirmar públicamente que respetará el fallo.

En cadena nacional, Piñera oficializa opción de diálogo

Horas más tarde, el presidente Piñera realizó una cadena nacional de radio y televisión para ratificar que “Chile siempre ha tenido y seguirá teniendo un espíritu y una actitud de diálogo”, sin perjuicio de las facilidades que hoy otorga a Bolivia para acceder al mar, las cuales “son mucho más favorables que las que establece el derecho internacional en esta materia, y también que las que reciben muchos países mediterráneos en el mundo”.

Agregó que ese buen espíritu y actitud “estará siempre dentro del marco del pleno y absoluto respeto a los tratados”, y que si Bolivia se enmarca dentro de ese espíritu y esa actitud, “Chile está dispuesto, como lo ha estado siempre, a reiniciar de inmediato un diálogo constructivo y de buena fe con nuestro vecino”.

Sin embargo, de inmediato Piñera dejó claras las condiciones: “Si Bolivia insiste en desconocer los tratados internacionales vigentes, o el derecho internacional, o esta sentencia de la Corte Internacional de Justicia, y sigue confundiendo aspiraciones con derechos, buena voluntad con obligaciones o prolongando sus infundadas pretensiones sobre territorio, mar o soberanía chilena, ese diálogo se vuelve imposible”,

Etiquetas de esta nota:
Comentarios