Prensa

Los proyectos más polémicos de Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil

TVU
Fotografía: Agencia Brasil
Comparte

Un cómodo triunfo logró el candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro en la segunda vuelta presidencial de Brasil, llegando a un apoyo del 55% de los votantes.

La victoria del ex capitán de Ejército, férreo defensor de la dictadura de este país, ha repercutido en toda la región y el mundo por su perfil ultraconservador y sus declaraciones abiertamente homofóbicas, xenofóbicas y misóginas.

¿Qué esperar de su mandato? BBC Mundo recogió cinco de sus promesas de campaña más controversiales:

Facilitar la posesión de armas: Bolsonaro prometió modificar el Estatuto de Desarme, impulsado por gobierno anteriores, para que cada ciudadano pueda tener el derecho a portar un arma, como legítima defensa. En su partido, incluso, afirman que las armas pueden ayudar a reducir los homicidios.

Policías con permiso para matar: El mandatario electo ha anunciado que dará una especie de inmunidad a las fuerzas policiales. Es decir, cuando algún agente cometa un crimen en una operación, no será llevado a proceso, pues lo hizo “en el ejercicio de su actividad profesional”.

“Adoctrinamiento” en escuelas: Su idea es terminar con lo que ha llamado “adoctrinamiento” y “sexualización precoz” en las escuelas, instaurando dos nuevas asignaturas: “Organización Social y Política Brasileña” y “Educación Moral y Cívica”, tal como existían en la dictadura, hace más de 30 años. También prometió que construirá una escuela militar en la capital de cada estado.

Tomas de edificios o predios = Terrorismo: Bolsonaro anunció que buscará ampliar la calificación jurídica de terrorismo a las tomas de propiedad privada, tanto en ciudades como en el campo. Es decir, se podría castigar como terroristas, con las elevadas penas que conlleva, a las llamadas “personas sin tierra”, que actualmente ocupan terrenos o edificios deshabitados.

No más tierras a indígenas: Su programa es claro: “Ni un milímetro más de tierras indígenas”. Esto lo justifica en su temor de que las tribus y sus territorios puedan convertirse en “países independientes” dentro de Brasil. También se teme que pueda revocar tierras ya otorgadas en administraciones anteriores.

Relacionado a ese último punto, también existe preocupación por la Amazonía, pues el presidente electo se ha propuesto acabar con “el ecologismo chiíta” y promover el desarrollo industrial en la zona.

Etiquetas de esta nota:
Comentarios