Prensa

Escolares grabaron agresión a profesor en Chillán: hubo cancelación de matrícula

La Discusión
Fotografía: Referencial | Agencia UNO
Comparte

Con licencia médica hasta fines de este año, se encuentra el profesor que fue agredido por un alumno en el Colegio Polivalente Darío Salas de Chillán.

El caso se viralizó a través de las redes sociales, luego que otro alumno del establecimiento grabara el ataque y lo difundiera a través de internet.

La situación fue confirmada por el seremi de Educación de la región de Ñuble, Felipe Rössler, quien además explicó que el responsable del ataque, un estudiante de octavo básico, fue marginado del colegio.

“La decisión que se tomó es que el alumno que agredió al profesor va a dar exámenes libres de aquí a fin de año, y para 2019 se le canceló la matrícula“, explicó Rössler, mientras que el otro adolescente, que grabó y difundió el video también se encuentra suspendido.

La autoridad de educación también destacó que el docente atacado llevaba 18 años haciendo clases y “esta es la primera vez que le toca vivir algo así”.

Por su parte, la Corporación Educacional Darío Salas se pronunció a través de un comunicado en el que detalló la forma en que ocurrieron los hechos, precisando que estos “se desencadenaron cuando un alumno de octavo básico, que no pertenecía al curso del profesor, ingresó abruptamente a la sala donde el maestro desarrollaba su clase para buscar a un amigo, generando que el profesor lo condujera fuera de la sala, haciéndole notar lo improcedente de su accionar, continuando enseguida su clase”.

Agregaron que “una vez terminada la clase, el profesor salió del aula y recibió un sorpresivo golpe de puño proveniente del citado alumno, quien lo esperaba acompañado de a lo menos un compañero, quien se encontraba filmando lo que habría de ocurrir”. La Corporación acusó que fue el propio agresor quien difundió el video para dar cuenta de su “hazaña”.

Desde el Colegio de Profesores de Ñuble, la dirigente Brígida Hormazábal también manifestó su preocupación por un hecho que, a su juicio, no es aislado y pone de relieve la “indefensión” en la que se encuentran los profesores.

“Los profesores ya no podemos educar. Nos hemos transformado en pasadores de materia, porque el hecho de poder corregir algunas actitudes ya puede ser sinónimo de un sumario”, destacó la profesional.

Etiquetas de esta nota:
Comentarios