Prensa

Corte solicita antecedentes por caso de guardadores que buscan adoptar a niño que cuidan hace dos años

Diario Concepción
Fotografía: Referencial
Comparte

La Corte de Apelaciones de Concepción concedió ocho días de plazo al Sename y al tribunal de Familia para entregar un informe sobre lo sucedido en el caso de la familia guardadora que quiere adoptar al niño que cuida desde 18 meses.

Esto, ya que el tribunal de Alzada acogió a trámite el recurso de protección presentado por el matrimonio Ruiz Araos, quienes insistieron en que se debe respetar el interés superior de su hijo en este caso, a quien recibieron cuando tenía cinco meses.

Los guardadores informaron a Sename de su intención de adoptar al pequeño B., quien hoy va a cumplir dos años dos meses, apenas tres días después de conocer que el niño había sido susceptible de ser adoptado. El programa Familias de Acogida Especializada los envió a un taller para padres adoptivos y al día siguiente informó a la justicia de la intención del matrimonio de adoptarlo.

Sin embargo, Sename no envió su carpeta postulando al tribunal de Familia, el que ya escogió a otro matrimonio para ser los padres de B.

Ahora, sólo queda esperar que la Corte penquista revise el recurso de protección y la solicitud de la familia pidiendo ser evaluados como padres adoptivos del niño.

Sin orden de no innovar

Ayer, la familia y sus abogados manifestaron su preocupación porque, por tercera vez, el tribunal de alzada no acogió la orden de no innovar, que solicitaba que B. se quedara con sus guardadores hasta que se resuelva el fondo de ambas acciones legales.

Cristian Echayz, abogado de la familia explicó que sólo se les informó que no había argumentos para no entregar la orden de no innovar, por lo que van a interponer una reposición. “Esta orden fue solicitada para que la situación del niño no cambie hasta que no resuelvan todos los recursos procesales, es decir, que se mantenga la familia de acogida”.

El también abogado de la familia, Manuel Muñoz, explicó que lo que les interesa es evitar que al niño “se le cause un daño irreparable, al desarraigarlo de la familia que él reconoce como su padres verdaderos. El Estado de Chile y sus organismos tienen que actuar en función a estos objetivos, que son la protección de la familia y de las personas”.

Favio Ruiz, padre guardador de B., dijo que están preocupados porque, al no acoger la orden de no innovar, puedan llevarse al niño en cualquier momento.

“Lo más importante ahora es nuestro hijo y alguien tiene que hacer algo. Esperamos que la Corte vele por el bien superior de nuestro niño”, dijo, quien agregó que han hecho todo lo posible porque la incertidumbre no afecte al niño, “porque nosotros podemos decirle a todos que nuestro hijo es un niño feliz y está en las mejores condiciones”.

Recordó que desde el principio ellos manifestaron la intención de adoptar al niño, “pero algo pasó. Una vez más, las instituciones no funcionaron y gracias al Sename estamos en esta condición”.

La defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, precisó que han estado haciendo el seguimiento del caso con la familia guardadora y con el abogado que los representa, “para poder vigilar que, de alguna manera, se esté velando por el interés superior del niño”. También han estado en contacto con Sename “para saber de qué manera se está abordando la situación.

Agregó que, en cuanto a acciones legales, sólo podrían intervenir presentando un informe en derecho en una apelación, en caso de que el recurso de protección fuera rechazado, “porque así podríamos constatar si se tuvo en consideración o no el interés superior del niño”.

Etiquetas de esta nota:
Comentarios