Prensa

Consejo para la Transparencia ofició a Carabineros para que resguarde indefinidamente los registros de las manifestaciones

Gabriela Maciel
Fotografía: Agencia UNO
Comparte

El Consejo para la Transparencia (CPLT) ofició al general director de Carabineros, Mario Rozas, para que  los registros visuales y audiovisuales de esta institución grabados en las movilizaciones sociales y acciones de orden público sean resguardados.

Esto porque tales imágenes podrían ser usadas por los tribunales y la ciudadanía en delitos imprescriptibles, en caso de vulneración de derechos fundamentales.

El documento, enviado el jueves 28 de noviembre puntualiza que estas capturas deben ser almacenadas  de forma indefinida y adecuada, garantizando su permanencia.

En el oficio se puntualiza que,“atendido que las imágenes captadas por Carabineros de Chile y otras instituciones competentes, en el ejercicio de sus funciones de mantención del orden público, pueden dar cuenta de delitos que constituyan afectaciones graves a los derechos fundamentales o de hechos que correspondan a violaciones a los derechos humanos, y dado el carácter imprescriptible de estos, la institución competente deberá conservar indefinidamente las imágenes, a efectos de que puedan ser puestas a disposición, tanto de las personas que deseen acceder a ellas por la vía del ejercicio del derecho de acceso a la información, como por los tribunales de justicia u órganos competentes en el ejercicio de sus funciones, en caso de ser requerido”.

Asimismo, se refiere a la necesidad de tomar medidas para que estas fotografías y videos por cámaras portátiles deben resguardarse para garantizar el acceso a información publica, establecido por la Ley de Transparencia, como consignó La Tercera.

También, en el documento se solicita “respetar los derechos de los titulares de las imágenes captadas. Se deberá garantizar a los titulares de datos personales, en particular a las personas cuyas imágenes hayan sido captadas, el ejercicio de los derechos contemplados en la Ley N°19.628, sobre Protección de la Vida Privada, consistentes en el acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de los datos personales en cuestión”.

En el proceso, antes que se utilicen las cámaras debe quedar un registro del funcionario responsable de su uso y almacenamiento, “A dichos efectos, resulta imprescindible, garantizar, durante toda la cadena de custodia de las imágenes, la máxima seguridad de la información recopilada”, puntualizó el documento enviado por directora general del CPLT, Andrea Ruiz.

Etiquetas
Comentarios