LCC En Movimiento

Así es cómo el pueblo mapuche despedía a sus difuntos

Rodrigo Escobar
Fotografía: LCC en Movimiento
Comparte

Dentro de las tradiciones que se conocen de la cultura mapuche, también se han registrado los funerales. Efectivamente, el pueblo mapuche tuvo (y conserva, actualmente) varios rituales para despedir a sus muertos.

En ese sentido el historiador y director de la revista “Historia Mapuche”, Nelson Lobos, destacó que “todo pueblo tiene su forma de expresar su dolor y despedir a la gente“. La pregunta que queda, entonces es ¿Cómo nuestros pueblos originarios despedían a sus fallecidos?

Los hallazgos datan mucho más atrás de lo que se cree. Según explicó el profesor Lobos, culturas previas a la cultura mapuche, conocidas como protomapuche, dejaron urnas donde se colocaba los restos de sus difuntos: especies de ataúdes de diferentes tamaños, tanto para adultos como para niños. Pocos se han podido rescatar, puesto que los españoles, en su codicia y búsqueda por el oro, destruyó la mayoría.

También se refirió a los cuel (también, kuel o kwel) que, cabe mencionar, eran especies de cementerios o territorios sagrados que se montaban en cerros, muchos de ellos existen hoy, incluso con la presencia de los famosos chemamüll. Con los grandes loncos, igualmente, se realizaban ceremonias más grandes, donde se invitaba a la gente de los territorios aledaños que iba a esta especie de funeral.

Las ceremonias incluían ofrendas y sacrificios para que sus jefes, al morir, se llevaran pertenencias y objetos personales a la otra vida. Tradición antiquísima era, por ejemplo, sacrificar al caballo de un líder para que lo ayudara en a cabalgar en el camino en el otro lado. Esto último se ve hasta hoy.

Todas los ritos funerarios, como la muerte en sí, tenía una teoría en la cultura mapuche. Estaba el concepto del espíritu que se queda vagando en la tierra, del viaje a la otra vida, del transporte hacia el otro mundo e, incluso su propia versión de los zombie, nada que ver con el idea hollywoodense. Hacia la misma Isla Mocha, se decía, las almas llegaban a bordo de una ballena a la cual se le pagaba para llegar al otro mundo.

Durante todo el programa, Lobos se refirió a varias lecturas recomendadas para quienes quieran averiguar más sobre estas temáticas. En ese sentido, mostró el libro “Monumentos, imperios y resistencia en los andes” de Tom Dalton Dillehay, donde se puede apreciar más de estas historia en el lenguaje “de una persona que escribe como arquélogo”.

También recomendó los libro “Lonco Pascual Coña ñi tuculpazugun – Testimonio de un cacique mapuche” y “Introducción a la religiosidad mapuche”, junto al último número de la Revista Mocha que estará disponible la próxima semana y que tratará la materia revisada.

 

Etiquetas de esta nota:
Comentarios